domingo, 26 de febrero de 2017

Solo por ver que pasa.



Estoy enfadada, ese es el problema. Sigo enfadada. Vivo enfadada y llena de rabia.

Y he aprendido a utilizar toda esa rabia para seguir adelante. La rabia puede ser una fuente de energia como otra cualquiera, y en ocasiones, el ultimo recurso cuando no se dispone de otra cosa.

Cansarme solo sirve para que me detanga el tiempo suficiente para reponerme. Alcanzar todas las metas imaginables solo me fuerza a buscar metas mas altas. Nunca estare satisfecha.

La rabia, el dolor y la ausencia no son cosas que una pueda incluir en una tarjeta de presentacion: Asustan. Y aprendes a ocultarlas para no sentirte abominable. Y eso significa agnadir verguenza a la mezcla. Verguenza por sentir como sientes, y no como "deberias" sentir.

Y al ocultar tanto de ti misma, lo que los demas perciben es tan solo un  horroroso vacio. Eso conduce a la culpa. Ahora ya tambien tenemos culpa. Culpa por no ser como debieras.

Quizas podria intentar tratarme con un poco mas de amabilidad. A mi, y a mi vida. Pensar en toda esa rabia, dolor y ausencia como mi particular jauria de lobos, que me ha mantenido con vida y hecho mas fuerte. Y pensar que quizas siguen aqui para protegerme. Y darles las gracias. A ellos, no a la causa.

Solo por ver que pasa.

Porque odiarme, de todos modos, parece que tampoco funciona.

Y yo no puedo rendirme.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada