domingo, 16 de octubre de 2016

Aniversario

Y todo lo que he estado haciendo los ultimos dos meses, ha sido aprender a cerrar los ojos y respirar.

Abandonar toda lucha fuera de mi misma, recogerme y renunciar hasta a la posibilidad. Recobrar la calma y esperar a que la calma tambien retorne a mi entorno.

Abrir los ojos y ver que ha quedado tras el temporal.

No hay nada fuera de mi que pueda controlar. Nada que mi existencia pueda afectar. Nada por lo que luchar. Nada que me pertenezca. Nada que esperar.

Nada queda que pueda amar.

PD. Hoy hace cinco agnos que me vine a Londres.