sábado, 16 de mayo de 2015

Cuestionarios


A una "jefa-que-no-es-mi-jefa-pero-que-me-puede-mandar-cosas", nueva categoría profesional a desarrollar en algún código de algo, la han mandado a un curso para aprender como "Mandar".

O dicho en Inglés, que parece que siempre queda mas pijo "Team Management". En este caso, su equipo parece que ella cree  que soy yo.

En fin, que ayer me llama por teléfono para que rebusque entre los papeles de encima de su mesa y le confirme una información. Así que me tengo que poner a revolver todo lo que tiene, y encuentro el documento en cuestión y se lo leo, y me da las gracias y cuelgo y hasta aquí todo normal.

Pero no. Nada mas colgar mis ojos vuelven a uno de los pepelitos revisados. Y sí, sé que está muy mal ya mientras lo estoy haciendo. Que no debería, que no es éticamente aceptable. Que sí, que he estado revisando todos los papeles con ella al teléfono pero que ese no debería haberlo visto. Y después de haberlo visto, que no debería releerlo tras colgar. Pero no puedo resistirlo. Y menos aún casi memorizarlo.

Era del curso de Team Management. En concreto, tenía que rellenar una serie de cuadritos acerca de una persona a la que dirigiese. No ponía nombres, pero no me quedó ninguna duda de que se trataba de una servidora. Y no sólo porque sea la única a la que "dirige" en estos momentos.

Aquí va una transcripción:

Best and worst moments 
Best a.m,
Tired and miserable by 4 pm

Mood
Jolly on Mondays
Worn down by Friday

Nota: Como buena introvertida, diría yo...no tenía idea de que se notaba tanto!!!

Likes and Dislikes
Likes the Project Management side of the Work
Especially dislikes disorganization -esto último subrayado-

Motivation
Structure and Results
Praise does not work

Selfsteem
Reasonably good

What do you admire about her
Ability to change & lack of fear to change

What makes her/him laugh
Do not know

What´s going on in her/his live
She spoke once about moving house

Common 
Little that I have latched on

How they describe themselves
?

Del resto de cuestiones: familia, amigos, situación personal, sentimental, principal preocupación, retos,dificultades,  creencias, valores, religión, hobbies y no se qué mas, no había nada. Ni el interrogante puso.

Al parecer, no supo rellenar nada más.

Y suspendió la actividad.




jueves, 7 de mayo de 2015

"Bonita porque tú lo digas..."



Y qué manía con la belleza...

Es descorazonador comprobar cómo hasta desde las tribunas feministas mas renombradas se hace apología de la belleza femenina. Y todo ello en campañas  pretendidamente "feministas". 

Asisto con cara de puro pasmo a mensajes del tipo "Las curvas son bellas", "Las mujeres con curvas son hermosas", "La mujer en la tercera edad es hermosa", "Las discapacitadas son hermosas", "Las madres son hermosas", "La diferencia es hermosa",  "La belleza interna es lo que cuenta", "Lo bella que resulta tal persona para tal otra a pesar de.....", y así con todas las categorías de mujeres imaginables.

El problema sigue siendo el mismo. Se instituye como criterio para merecer valoración externa la belleza . Y además se pretende que la sociedad la considere a una bella.

Parece que sólo las mujeres bellas merecen valoración y atención. Las mujeres calificadas por la sociedad a la que tratan de convencer como bellas. No es suficiente el propio concepto.

Si me apuran, diría que además la belleza tampoco tiene mucho que ver con quien es la mujer en concreto, las elecciones que ha tomado, la vida que lleva. 

La belleza es un billete de lotería genética ganador, con gran componente cultural, dependiente de un sujeto externo que aprecia y la ratifica como tal...convirtiendo al sujeto bello, nuevamente, en objeto. Un divertimento estético. Un objeto decorativo al fin.

Ya me tienen harta. 

Si por mi fuera, puestos a valorar físicamente, yo valoraría la salud y la fuerza. Al menos estas dos categorías no desplazan la responsabilidad de la valoración fuera de la propia persona valorada. 

Se mire como se mire, es objetivamente preferible estar sano que no estarlo. Ser fuerte que no serlo. No conozco a nadie que voluntariamente renunciara a ello, siempre y cuando no mediase algún problema psicológico.

Y además, a partir de ciertas edades, el estado físico sí suele relacionarse con las elecciones y modo de vida de la persona. Salvo situaciones concretas de enfermedades serias y/o accidentes. 

Yo me he propuesto no volver a hacer ningún comentario acerca de la supuesta belleza de ninguna mujer, y particularmente niña, nunca. 

¿Y porque definirse a través de la apariencia física? ¿Porqué no usar otros parámetros...cada uno los propios? 

Sí, ya lo sé. Se supone que la belleza es un reflejo de la salud, o ese fue su origen. Permitía valorar la capacidad reproductiva de una mujer. Yo entiendo que eso tuviera su utilidad allá por el año de Maricastaña...pero ¿Promoverlo desde tribunas feministas? ¿A estas alturas? ¿Y a nadie se le ha ocurrido escribir sobre esto?

A mí personalmente me maravillan y atraen otras cualidades. La inteligencia, la independencia, la fuerza mental, la amabilidad, la honestidad, la tenacidad, la generosidad, la imaginación, la creatividad, el buen humor, el criterio propio, la capacidad para cuidar de uno/a mismo, la habilidad para tomar decisiones,la resiliencia, la capacidad de observación, la capacidad de aprendizaje, la capacidad para mantenerse interesado por la vida, la capacidad de sorprenderse, la pasión, el auto-control, la auto-motivación, la energía, la responsabilidad, la capacidad de adaptación...por citar algunas.

Tengo alguna conocida que le ha dicho que "Sí" a un tipo porque -y cito textualmente- "era muy sonriente". Me resulta incomprensible, pero al menos aprecio el criterio propio. 

Pero no, venga mas campañas acerca de lo bellas que somos las mujeres. 

Pues yo no quiero ser bonita... "bonita porque tú lo digas". 

Lo que yo quiero ser es lo que me de la gana. Lo que me de la gana a mí.