lunes, 30 de marzo de 2015

Me cercenaron la palabra...

 

Me cercenaron la palabra; y descubrí mis manos. 

Escribo, porque no sé hablar.

Y vivo en un mundo que ya no lee.








2 comentarios: