martes, 9 de diciembre de 2014

Regalos y costumbres varios.



Uno de mi colegas de trabajo se acercó a mi escritorio el Viernes. Y entonces tuvimos que pasar por los inevitables cinco minutos de "small talk" antes de que se decidiera a pedirme lo que venía a pedirme que hiciera por él. Ël es Inglés, de los de traje y frases con "T" imposibles. 

A mí esto al principio me estresaba, ahora parece que lo llevo algo mejor. Sólo tengo que recordar que, en general, les importa una mierda lo que conteste; siempre y cuando conteste algo que les permita pasar por sus ceremonias y protocolos. 

En este caso, tocó el tema de los regalos de Navidad. Había unos pedazos de papel de embalar sobre la mesa de mi compañera, debieron inspirarle.

Al parecer, en no sé que siglo era una costumbre que la Nobleza entregara al servicio algunos regalos el día 26 de Diciembre. Por eso ellos celebran el "Boxing day" el día 26. 

Y  yo pregunté, toda inocente, si entonces lo adecuado era entregar los regalos el día 26 en Inglaterra. 

Mi compañero sonrió y respondió, muy suave, muy dulce, casi como saboreando las palabras. Y mirándome directa y confiadamente a lo ojos dijo: "Sólo si quieres insultar a alguien, además de hacerle un regalo. Lo cual, por otra parte, resulta muy Inglés, no te parece?"

Estoy absolutamente segura de que lo ha hecho.