viernes, 30 de mayo de 2014

Miraditas




Bueno, vale, de acuerdo...eres atractivo, seguro de ti mismo, divino de la muerte, encantador y al parecer, listísimo.

Tienes los ojos azul cielo siempre bien abiertos, a juego con tu perfecto traje y con el logo de tu empresa. La sonrisa clara de blanqueador dental y ni un puñetero grano en la piel…bendito sistema hormonal. 

Y los viernes como hoy apareces por la oficina en vaqueros y camiseta, marcando musculitos de gimnasio, poniendo posturitas delante de mi, asegurándote de que me entere de que estas aquí ...o sea, que sí, que bueno, que vale, que de acuerdo, que eres atractivo, seguro de ti mismo, divino de la muerte, encantador  y al parecer, listísimo. Ya lo he dicho antes.

Así que a ver, explícame tu a mi por que co*~##'@#! no dejas de mirarme. Porque me he pasado la última semana haciendo pruebas y he llegado a la conclusión de que si, que eso que me estas echando son "miraditas de oficina". En Ingles o en Español. 

Que yo me he hecho una estadística en un excell chulísimo y todo, archivado en "C", como "Miraditas Tracker". Y me ha salido bien clarito: De las 27 veces que me he levantado a la fotocopiadora/aseo/máquina de agua/reunión/varios, me he tropezado con tu mirada en 23 ocasiones. 

Y eso sólo en una semana, esta última. Y  el sujeto control sólo ha dado positivo en una ocasión, y eso porque me tropecé por el camino e hice mucho ruido al tirar unas carpetas al suelo justo cuando pasaba por su lado haciéndole derramar todo el café. 

Y a estas alturas, no se que te estarás pensando, porque tras las 23 miraditas en las que yo solo estaba tratando de certificar el ratio, tu te has debido interpretar que te las devolvía...porque claro, ya lo he dicho, eres atractivo, seguro de ti mismo, divino de la muerte, encantador  y al parecer, listísimo . Como no iba yo a devolverte las miradas? . Así que  hoy te me has pasado a las sonrisas de punta a punta de la oficina. Se te reflejaban hasta los destellos de la lucecita de reponga-usted-el-toner de la fotocopiadora en los dientes. 

Creo que en esta oficina nos aburrimos mucho todos. Estaría bien si nos pusiéramos a trabajar, sólo un poquito. Sólo de vez en cuando. Y por variar. 


2 comentarios:

  1. jajajajajajajjajaja, muy divertido tu escrito, Prunus.
    ¡Justo eso te iba a decir -menos mal que aclaraste porque lo mirabas- que si estabas viendo sus miraditas era porque tú también lo mirabas!

    Besos y muy buen verano
    de la forma que sea, pero bueno.

    ResponderEliminar
  2. En ello estamos...y tú, ya de vuelta? Se te ve muy guapa en las fotos.

    Nos vemos.

    ResponderEliminar