domingo, 23 de marzo de 2014

Charla intrascendente: diferencias de concepto.



 Ayer se presentó mi vecina en la puerta, quería que le prestase un poquito de lavavajillas. Y yo se lo dí, claro. Y justo entonces empezó a refunfuñar porque no era el de olor a limón, que es el que ella usa. A mi me da algo de náusea el olor artificioso a limón,  por eso no lo compro. Pero a ella no parecieron convencerla mis explicaciones. Eso es lo que yo denomino una adecuada charla con una vecina. 

En fin, solventado satisfactoriamente el tema del lavavajillas, sin transición, ni preaviso ni na de na, me mostró su torso desnudo. No llevaba ropa interior. Pretendía hacerme examinar unas heridas en la piel que le habían salido. 

Y yo lo que quiero es que la gente deje de hacerme partícipe del estado y evolución de sus procesos corporales. Parece que el hecho de compartir humanidad convierte este tipo de comentarios en aceptables. 

Pues no, no me interesan. No, ya ni siquiera pienso hacer el intento de resultar educada. Y no, que yo sea mujer no significa que esté dispuesta y encantada de escucharla a usted, querida congénere, mencionar todos los síntomas, características, cuidados y simbolismos de su ciclo menstrual.  Me repugna. 

Me ocupo de  mis propios procesos porque no me queda mas remedio, tolero con estoicismo los concernientes a ciertos seres cercanos. Poquitos, muy poquitos, repito,  me interesan lo más mínimo. 

Hágame un favor, quiere? y no, no me lo cuente. Se lo suplico. A mí hábleme de su lavavajillas si quiere. Eso sí que es un tema apasionante. O a usted le parecerá que a mi me lo parece, se lo prometo. 

2 comentarios:

  1. Te entiendo,,, ¡hay cada vecino, qué Dios me libre!
    vengo a desearte una linda primavera,
    esperando que tus cosas vayan bien, fuera de tener que soportar estos hechos... (Ni te cuento yo que estoy en la junta de la mancomunidad, pero estamos en estos dias pasando la administración del edif. a una empresa externa. Ya basta puaaaj. Espero noticias tuyas, hasta pronto.Y te dejo besos y7o abrazos, lo que prefieras.

    ResponderEliminar
  2. Eso te pasa por parecer buena chica, Prunus...:-) Has de esforzarte por parecer más mala y antipática. Desaparecerán todas las confidencias fastidiosas de las que nos hacen partícipes los/as simpáticos/as..:-)
    Me encanta y paso muy buen rato cuando escribes con esa naturalidad y sinceridad.

    Un besito.

    ResponderEliminar