viernes, 27 de septiembre de 2013

Mientras vas y vienes...






"Mientras vas y vienes, no está el camino sin gente"
... que dicen en mi pueblo. 



*Traducción libre del dialecto correspondiente al Español: aquí una servidora. 

*Interpretación según testimonio recabado: "Pues que pa' lo que sea que estés haciendo, vale más que te vayas a dar una vuelta por ahí, da igual a qué;  que te pierdas un rato, vamos.  Así por lo menos haces bulto por los caminos y ayudas a que no crezca hierba por donde pases". 

Si un camino no es transitado regularmente en una zona de frondosa vegetación, los contornos se difuminan y se pierden. Y sí, claro... en tierras semi-deshabitadas, por entre montañas, riscos y peñascos, recortada contra el cielo o entreviéndose en los bosques, una simple figura humana despierta mucho interés. 

¿Quien va por ahí? se pregunta alguien, mientras detiene su propia labor unos instantes y observa con cierto interés elaborado. Una pausa, quizás un trago, una leve sonrisa tras la respuesta. Y sí, se reconoce a las personas por la forma de moverse, la distribución de sus volúmenes, los caminos que toma, las horas, sus soledades y sus compañías. 


Y cuando las compañías vienen dadas, son mas reveladoras las soledades. 




lunes, 16 de septiembre de 2013

Historia de un tipo y una mujer que siempre sonríe en las fotos, en tres actos.



Acto número I

Conocida conoce a chico en una fiesta. Bueno, para ser exactos lo conocemos todos los presentes al mismo tiempo. Yo lo único que recuerdo del susodicho es que no lo he visto sin un vaso en la mano, que apenas puede articular una frase coherente y que parece preferir a las chicas que no hablan, sólo ríen y llevan escotes.

La conocida es una mujer presuntamente inteligente, con estudios Universitarios y  Master por una razonablemente prestigiosa universidad Española. 


Acto número II

Unos meses después, me entero de que mi conocida, que ya vivía con el chico en cuestión, ha tenido que salir de su casa en plena noche y con lo puesto porque tenía miedo. Parece que el detonante fue que él pasó por primera vez de los insultos a las manos (¿?) . 

Llega de noche y llorando en medio de un ataque de histeria a casa de una tercera amiga, que tiene que organizar además una expedición  para recuperar las pertenencias de mi conocida unos días después. Esta tercera amiga  da fe de que el chico puede llegar a ser violento. De hecho, tiene que solicitar la ayuda de su propia pareja  y varios amigos masculinos para conseguir llevarla a término. 

Mi conocida vuelve a casa de sus padres, mientras busca nuevamente estudio de alquiler.


Acto número  III

Hoy encuentro colgadas en Facebook fotos de mi conocida de vacaciones con el mismo tipo en cuestión, con un fondo de playa. El tipo  sostiene un vaso en la mayoría de  las fotos, ella sonríe. 

He visto innumerables comentarios de felicitación por la reconciliación y por el espléndido aspecto de mi conocida. Al parecer, luce también algo que se llama "mechas californianas" que son lo más de lo más.  

Yo es que ya no necesito que nadie me cuente como sigue esta historia, pero claro, eso no se puede poner en un pie de foto, tras un "like". Así que no he puesto nada. Tampoco el "like".


Conclusión

Es mucho mas fácil darse cuenta de los enredos de los demás que de los propios. A mí no me lleva ni dos minutos detectar la pauta de pensamiento incorrecto que es la causa principal del problema ajeno con un razonable ratio de acierto; a condición de que no coincida con mis propias incapacidades. A menudo podría darle la solución. 

Así que supongo que mis propios enredos son igualmente visibles para los demás. 

Qué cosas. 


viernes, 13 de septiembre de 2013

Me voy a regalar




Me voy a regalar 
lo hiriente, lo repudiado, el dolor;
 mi miedo. 

Y aceptar, extender los brazos
sonreír o llorar, 
según las fuerzas.

Además,
sólo yo conozco su valor
y el precio exacto.


sábado, 7 de septiembre de 2013

Feliz año nuevo Judío.

Gracias a la vida, Mercedes Sosa
PINCHAD AQUÍ. 




Hala, pues ya está. Justo a tiempo, entre Rosh Hashanah y Yom Kippur.

Tanta historia para ésto. No han sonado campanas, no ha habido terremotos, ni maremotos, ni se han abierto los cielos en relámpagos centelleando ni nada. La verdad es que mi ego anda un poquito tocado por la falta de acompañamiento estético y parafernalia cósmica en general. Por no haber, ni luna llena, ni flores frescas, ni olor a lavanda, ni día concreto; ni ná de ná. 

Finalmente puedo abrir los ojos sobre la carga de espanto que llevo en las manos. La ausencia. Y mirarla, y mirarme. Y mirarnos. No es mucho, pero menos es nada. Al fin un perdón que redime. No viene de Dios, de nadie ni de nada. No tiene causa, ni razón. No hay nada que lo justifique. Viene de mí misma, se acaba en mí. 

Y al fin lo puedo decir: gracias.

M.

martes, 3 de septiembre de 2013

Sin palabras...sniff sniff!!!!






Hoy me he tropezado en Facebook  mis dos compis favoritos, de la época del colegio. Siempre a la gresca entre nosotros tres, formamos un equipo imbatible durante  años. 

De P. recuerdo especialmente que aprendimos a leer "libros gordos" al mismo tiempo, y salíamos corriendo nada más sonar la campana, para ver quien llegaba primero a la biblioteca y se cogía "el" libro. Eso de pelearme físicamente por  un libro, no me ha vuelto a pasar en la vida. El era que siempre quería cogerse "mis" libros!

J. era rubio como un anuncio de Timotei, ruidoso, espontáneo y alborotador. Con él P. y yo nos subíamos a los árboles y nos reíamos del profesor. 

Ha sido P. quien me ha encontrado primero... tenía agregado a J. que ha salido veinte segundos después preguntando por mí, quería "agregarme" y organizar una cena para vernos los tres, y que alguien le pasara mi contacto "pero ya". 

Esta es la primera noticia de ellos  en todos estos años, esta carta me ha emocionado como poquitas cosas últimamente. Pues sí, bailar y leer. Buen resumen  Supongo que así soy yo, sólo que  a veces se me olvida.

Carta de P.

"¿Qué tal muchacha? 
Veo que andas por Londres. Yo viví allí un tiempo, pero salí cagando hostias, no acababa de congeniar con los aborígenes. Neruda tenía un verso: "los espantosos ingleses a los que odio todavía", y mira que era un tipo dado al amor, pero es que con ésos no hay quien pueda. Yo no llegué a odiarlos pero poco faltó.... Me alegra saber de ti.  
Muchos años ya, madre mía. Pero claro que me acuerdo, la infancia tiene cierta eternidad de serie, como un air-bag de nubes que se quedan. 
Recuerdo (fíjate, aunque quizá me equivoque en algo) que tu hermana se llamaba E. , ¿no?, y tu hermano T. Y tú... Algo relacionado con "Tete", me parece que tu madre te llamaba así (¿por Tete-Cohete el de los comics?) y que te encantaba bailar y leer... 
Es curioso, si me preguntas lo que hice la semana pasada puede que no me acuerde del todo, pero hay cosas así, casi del pleistoceno, que llevo como grabadas en el disco duro. Permanentes. 
Me alegra haberte encontrado muchacha. Tengo por ahí agregado a J., no sé si te acuerdas, que debe de seguir siendo un elemento fino... 
Un besu M. , y por aquí andaré (maravillosa la foto, no tengo ninguna de esa época). Nos vemos...
P"

Tres minutos después, el mensaje de J. , ni saludo ni leches...que quedemos!

"Me alegra saber k estás bien si algún día vienes por aqué avísame k llevo algún tpo sin verte e?  
Mil besos M. 
J. 
PD. Yo sigo igual i tu poco cambiaste, tienes la misma cara. tas mui guapa tienes mas fotos?  "


Ah! Por Dios! Yo ahora ya no sé si ponerme a leer o a bailar!