viernes, 5 de julio de 2013

Dramitas de Verano.



En la foto, otra dramática de la vida, Mlle Rachel; por William Etty. 




Como una cabra, como una puñetera cabra. 

Esta tarde me he echado a llorar en una sala de un museo, viendo un cuadro. Yo diría que aún soy joven para los desajustes hormonales. Así que, probablemente, es sólo que me estoy volviendo loca. 

Tranquilizarse un poquito también ayudaría.