domingo, 30 de junio de 2013

Nada permanece excepto el cambio.




Me he pasado el día en el Museo de Historia Natural. Si tienen oportunidad de visitarlo, no la dejen pasar. De entre los montones de cosas interesantes que aprendí, las que no entendí y las que ya estaba demasiado aturdida para asimilar, me gustaría mencionar dos: 

a) Simplificando mucho la cuestión, parece que los fósiles de dinosaurios se forman cuando después de muertos, sus cuerpos son cubiertos por diferentes capas de sedimentos. Con el paso de los años, siglos, milenios,eras...los minerales penetran los huesos y acaban modificando su estructura. 

Si algo tan rígido, anquilosado, gigantesco y poco flexible  puede cambiar; incluso tras la muerte...no se porqué no podría conseguirlo yo, que sigo viva. Aunque estaría bien que fuera antes de morirme, ya puestos. 


b) Hay que cambiar el estropajo más a menudo. Ni se imaginan la cantidad  de bichejos asquerosos que viven ahí. Yo lo he visto en realidad aumentada y todavía no me he recuperado de la impresión. 

Vivo en un estudio... ahora en vez de angustiarme pensando que algún desaprensivo entrará por la ventana, tras escalar el muro del jardín y usar la cañería para colarse en mi refugio; me dedicaré a imaginarme todas esas cosas deslizándose por el fregadero, arrastrándose por la moqueta y llegando  hasta mi cama para atacarme por sorpresa en medio de la noche. 

Y hablando de moquetas, de la fauna y flora de las moquetas Inglesas, mejor ni hablemos. Las de los baños y cocinas particularmente  son aterradoras. Imagínense que ni siquiera las tenían en el museo, yo creo que es para no traumatizar a los visitantes. Y miren que hay cosas repugnantes y con muy malas intenciones por allí colgadas...pues con las moquetas, no se atrevieron. Eso es porque debe ser peor que lo de los Dinosaurios y la destrucción final de la tierra juntos. 

Disfruten del Verano.


lunes, 24 de junio de 2013

Noche de San Juan y yo con estos pelos...o llevántate, neña!

Llevántate neña, 
Enlace AQUÍ.



San Juan y yo con estos pelos, sería el resumen…pero claro, ponte tú en la Británica London City a encender una hoguera por la calle y ya verás que prontito vienen los amables Bobbies a interesarse por tu vida y tus costumbres. 

Lo intenté, que conste. Salí a medianoche a vagar sola por la ciudad, rumbo al mayor espacio verde con agua disponible: Hyde Park. Pero no había fuego, ni música, ni pude lanzar mis deseos escritos en el papelito, ni bailar de la mano en torno a la hoguera, ni saltarla siete veces, ni ná de ná.

Tampoco es que haya funcionado mucho el sistema en el pasado para la consecución de objetivos concretos, que digamos, pero tenía su encanto. Y en cualquier caso, es más barato que la lotería con la misma probabilidad de éxito. 

Este es el resumen: 

-El espacio verde lo tenía. Hasta a mí me resultaría difícil no dar con Hyde Park. 

-El agua me encontró a mí a la vuelta en forma de lluvia. Me encontró demasiado, si se me permite la expresión, para mi gusto. Pero es lo que suele ocurrir con las cosas que la encuentran a una y no al revés; que nunca es como se esperaba. 

-Las flores las "mangué" de un jardín por el camino; pero no las arranqué yo, que ya estaban caídas en el suelo. Aquí con estas cosas no se andan con bromitas, y además, da mas pereza esconderse de las cámaras de grabación que hacer lo que sea como es debido. 

-El papelito lo quemé con la llama de una vela en el alféizar de la ventana... tratando de que no saltara la alarma de incendios. Una toalla empapada en la puerta parecía necesaria pero complicaba aún mas eso tan abstracto de por sí como es "ponerse en situación". 

-La música la escuchaba yo solita con los auriculares 

-Y los deseos…bueno...los deseos los escribí como si no me los supiera. 

Y supongo que al final ha ido bien, al menos igual de bien que en años anteriores porque tampoco ha funcionado. ..Lo sé porque uno era para hoy, y ya se ha hecho tarde. 


PD, Aquí una fuente como es debido, de ayer tarde, en mi pueblo: 



domingo, 16 de junio de 2013

Puedo vivir con ausencia







Puedo vivir con  ausencia,  con vacío, con angustia

Puedo soportar lo oscuro, el desamparo y los golpes

Puedo levantarme tras el veneno, la lava

El frío, la noche, ventiscas y huracanes.


Puedo vivir tras el abandono, la traición y  la mentira

Puedo  atravesar desiertos, dormir al raso, vivir sangrante

Puedo aguantar lo sucio, lo podrido  y la ruina

Pero lo que ya no puedo, es asistir a más espectáculos de felicidad.


 Duelen. 


miércoles, 12 de junio de 2013

Esperanza.




400 Rechazos hoy. 


Podría llamarse esperanza. O desesperación. 

--Margaret Atwood.


domingo, 9 de junio de 2013

La hora del café.



"Nosotros no somos como los demás". Así me dijo  frente a un weak latte en el Starbucks. A mí casi se me atragantan el café y la vida. No, yo no soy como tú; quise gritar. No lo soy en absoluto. Se me revuelve el estómago sólo de mirarte, no quisiera tener que estar con alguien así a cada instante. No podría soportarme. 

Y ahí fue cuando me dí cuenta: No sólo basta con ser inteligente. Hasta ayer a la hora del café, los inteligentes tenían todo mi respeto y consideración por el solo hecho de serlo. El brillito de sus neuronas conectándose me tenía atontada. 

Las maravillosas y complejas ideas que no entiendo me fascinan cuando las atisbo al otro lado de las pupilas de alguien, las historias que no consigo memorizar suelen encandilarme, las conclusiones que no extraigo me producen cierto efecto así como que de encantamiento cuando las escucho en labios ajenos. Pero como casi todos los descubrimientos que realmente valen la pena, éste también llegó por sorpresa. 

¿Y quien te ha dicho a tí que vayan a aplicar a la inteligencia criterios morales? 

No, yo no soy como tú. No lo soy en absoluto. Y lo que es más, tampoco quiero serlo. 


sábado, 8 de junio de 2013

Borrar la imaginación






 «Borrar la imaginación, reprimir el impulso, apagar el deseo,mantener el auto-control»

-Marco Aurelio.