sábado, 30 de noviembre de 2013

Entradas para el Circo






Al parecer, me quieren dar un premio y no hay manera de escaquearse. La gente es bastante susceptible cuando rechazas una muestra de reconocimiento... a pesar de que jamás se te haya pasado por la cabeza solicitar tal cosa y te entren los siete males sólo de imaginarlo. 

Yo opino que la gente debería interesarse un poquito más por el carácter y la personalidad de aquellos a quienes tratan de reconocer antes de decidir el modo. Pero eso debe ser porque yo carezco de empatía y dotes sociales. 

Así que  tendré que dar las gracias amablemente, subida a algo; los premiados siempre están subidos a algo.  Y mientras tanto, todo el mundo me estará mirando, no va a haber manera de tratar de confundirse con la pared. 

Además,  tengo que llevar uno o varios invitados.  Yo me supongo que es para que pongan caras de arrobo, orgullo y complacencia mientras se cruzan miraditas con una servidora para mayor deleite de la concurrencia. 

A mí no  se me ocurre a quien le podría apetecer acompañarme a semejante circo...  y es un poco complicado eso de convencer a alguien si tu  misma estas "desconvencida" . 

¡Ah sí! y comprarme un vestido ñoño. Eso también.  



1 comentario:

  1. Yo hubièrate acompañado....de no estar tan lejos

    Que mal trago, espero que lo passte
    bie, dentro de lo que cabe.....

    Besos

    ResponderEliminar