martes, 3 de septiembre de 2013

Sin palabras...sniff sniff!!!!






Hoy me he tropezado en Facebook  mis dos compis favoritos, de la época del colegio. Siempre a la gresca entre nosotros tres, formamos un equipo imbatible durante  años. 

De P. recuerdo especialmente que aprendimos a leer "libros gordos" al mismo tiempo, y salíamos corriendo nada más sonar la campana, para ver quien llegaba primero a la biblioteca y se cogía "el" libro. Eso de pelearme físicamente por  un libro, no me ha vuelto a pasar en la vida. El era que siempre quería cogerse "mis" libros!

J. era rubio como un anuncio de Timotei, ruidoso, espontáneo y alborotador. Con él P. y yo nos subíamos a los árboles y nos reíamos del profesor. 

Ha sido P. quien me ha encontrado primero... tenía agregado a J. que ha salido veinte segundos después preguntando por mí, quería "agregarme" y organizar una cena para vernos los tres, y que alguien le pasara mi contacto "pero ya". 

Esta es la primera noticia de ellos  en todos estos años, esta carta me ha emocionado como poquitas cosas últimamente. Pues sí, bailar y leer. Buen resumen  Supongo que así soy yo, sólo que  a veces se me olvida.

Carta de P.

"¿Qué tal muchacha? 
Veo que andas por Londres. Yo viví allí un tiempo, pero salí cagando hostias, no acababa de congeniar con los aborígenes. Neruda tenía un verso: "los espantosos ingleses a los que odio todavía", y mira que era un tipo dado al amor, pero es que con ésos no hay quien pueda. Yo no llegué a odiarlos pero poco faltó.... Me alegra saber de ti.  
Muchos años ya, madre mía. Pero claro que me acuerdo, la infancia tiene cierta eternidad de serie, como un air-bag de nubes que se quedan. 
Recuerdo (fíjate, aunque quizá me equivoque en algo) que tu hermana se llamaba E. , ¿no?, y tu hermano T. Y tú... Algo relacionado con "Tete", me parece que tu madre te llamaba así (¿por Tete-Cohete el de los comics?) y que te encantaba bailar y leer... 
Es curioso, si me preguntas lo que hice la semana pasada puede que no me acuerde del todo, pero hay cosas así, casi del pleistoceno, que llevo como grabadas en el disco duro. Permanentes. 
Me alegra haberte encontrado muchacha. Tengo por ahí agregado a J., no sé si te acuerdas, que debe de seguir siendo un elemento fino... 
Un besu M. , y por aquí andaré (maravillosa la foto, no tengo ninguna de esa época). Nos vemos...
P"

Tres minutos después, el mensaje de J. , ni saludo ni leches...que quedemos!

"Me alegra saber k estás bien si algún día vienes por aqué avísame k llevo algún tpo sin verte e?  
Mil besos M. 
J. 
PD. Yo sigo igual i tu poco cambiaste, tienes la misma cara. tas mui guapa tienes mas fotos?  "


Ah! Por Dios! Yo ahora ya no sé si ponerme a leer o a bailar!



No hay comentarios:

Publicar un comentario