domingo, 16 de junio de 2013

Puedo vivir con ausencia







Puedo vivir con  ausencia,  con vacío, con angustia

Puedo soportar lo oscuro, el desamparo y los golpes

Puedo levantarme tras el veneno, la lava

El frío, la noche, ventiscas y huracanes.


Puedo vivir tras el abandono, la traición y  la mentira

Puedo  atravesar desiertos, dormir al raso, vivir sangrante

Puedo aguantar lo sucio, lo podrido  y la ruina

Pero lo que ya no puedo, es asistir a más espectáculos de felicidad.


 Duelen. 


2 comentarios:

  1. te entiendo.... sobre todo cuando son ficticios, vacíos, circo puro....

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Casi son peor los de verdad, Myr...los que una ve como expectadora, no como actora...

    Pero gracias por tu comentario.

    Nos vemos.

    ResponderEliminar