lunes, 13 de mayo de 2013

Me desperté y ya era Primavera.






Imagen, Michael Cheval



Me desperté y ya era Primavera. 

Faldas de colores brotan en el asfalto, la fruta reluce en las bandejas de  los puestos ambulantes. En el mercado, me sonríen al cobrarme. Ya no se oye la bruma, sino risas. La prisa con risas tiene cierto aire a juego infantil.

La  ropa hoy no se seca en la lavandería, revolotea en los tendales y esparce olores de suavizante y jabón tibio. En este país tienen un gusto diferente: orquídea, chocolate e Ilang Ilang están de  lo más solicitado, según la oferta del super de la esquina.  

Es festivo, y todos los vecinos de mi barrio estamos en el Parque. De momento he visto al chico guapo de la biblio, descalzo y sin camiseta, dormitando bajo un árbol y un poquito más arriba a la señora que siempre se cuela. En el cementerio crecen rosas.

Vale, primera vuelta, con calma.  Agiles los corredores  dejan ver sus piernas torneadas. Me adelantan. No, cruza antes de llegar a la  esquina que por allí parece que reparten folletos de algo, ¡qué lata!.

Avanzo entre terrazas con olor a helados, y café y cupcakes. Yo hago trampa y solo corro rápido en las cuestas abajo.  Olor a genjibre y curry al cruzar por entre unos patios traseros. ¿De dónde diablos será ese idioma?

Música, músicas del mundo; como las palabras, en absurda algarabía.  Pero los adolescentes son los mismos. Me gusta ese grupo de chicas. ¿14, 16 tal vez? Más risas.  Y como todas las chicas del mundo hacen un montón de ruido y se visten de mil colores, llenas de objetos relucientes y brillitos imposibles: turquesas, amarillos, azul celeste, rosa, verde “perico”…¿Pero por qué yo nunca tengo ese aspecto? ...Me recuerdan a  las frutas del mercado.

Y la pereza, que se derrama desde dentro de cada ventana hacia la calle. Prueba  este pastel de coco, es para ti… si te gustan puedes comprar mas en la tienda que acaba de abrir un poco más arriba.

No, yo hoy no me meto en casa. Té.  Caricias. Niños. Globos. Cierra los ojos, el viento despeina. Piel erizada. No. Sí. No me quedaré quieta. Perfume. Brisa.  Ya.

Ya es primavera. Y tengo ganas de Tango.

Londres, 5 de Mayo de 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario