jueves, 10 de enero de 2013

De caos y escobazos


Terapia Musical: El niño caníbal, de Luís Pescetti. 





Oído a la puerta de un colegio (Traducción libre Inglés-Español por una servidora)



-" Y tú, ¿Porqué no viniste ayer?
- Es que tuve un hermanito
- Bah! Yo ya tengo tres y vine igual!"



Pues sí, pues sí.

Hasta el caos  acaba por organizarse, si una se empeña
La capacidad para organizarse mejora con la práctica.
Practiquemos, pues, hasta que nos organicemos.

Organicémonos y sacudamos alegremente
Penas y desastres propios y ajenos
Los propios una ya se los conoce
Conoce la oscuridad exacta en que se esconden.
Los ajenos ya andan un poco mas desorientados
Vale mas espantarlos
como las brujas, escoba en mano
y que se alejen ellos solos
Que se ocupe de ellos su amo.

Y de todos modos, algo hay que hacer mientras tanto
Y tanto da una cosa como otra,
así que probemos, que luego ya veremos.

Nada más, ya me despido
Cuídense... y no se me acerquen demasiado
que hoy les toca un escobazo!


5 comentarios:

  1. ¡Che, querida! El de la canción se los come a todos, así cualquiera arregla los problemas.... jejejeje.

    Siempre del caos sale un nuevo orden. Solo hay que ver si ese orden es útil... sino, a caotizarnos de nuevo jejeje peor esta vez, a batirnos mejor.

    Suerte con tus cosas y besos

    ResponderEliminar
  2. Ya mismo me meto en la licuadora.... jejejeje, ay.... que no quepo, con un esfuercito, en el lavarropas..... después te cuento. jejejejeje

    ResponderEliminar
  3. Hombre...ya puestos...el secador de la pelu? Dan mimitos y es menos dramático, además....

    ,-)

    ResponderEliminar