domingo, 30 de diciembre de 2012

Des-propósitos de Año Nuevo.

Don´t Give Up! 
Bruno Mars en Barrio Sésamo
(*Es que algunas cosas hay que reaprenderlas desde el principio) 
Para escuchar, PINCHAD AQUÍ.




¡Ah no, no Señor! No más. Todo los años la misma historia, una llega al 31 de Diciembre con una auditoria vital más o menos hecha, unas conclusiones, unos propósitos y una tímida voluntad asomando al otro lado de las campanadas. Bueno, y eso cuando no se decide directamente entre los cuartos y los repiques, que también pasa.

Y después de las uvas (en mi país), a trompicones, ¡hala! a cumplir todos esos des-propósitos de golpe, sin saber muy bien a lo que se ha comprometido uno/a, ni los posibles efectos colaterales, ni damnificados en el proceso, ni bajas a asumir, ni costes a incrementar ni nada que se parezca remotamente a un programa serio y responsable. ¿Y el coste emocional que supone renunciar a eso de Marzo?  ¿Y la bajada de autoestima que implica no conseguir lo que uno/a se propone?

Pues no, me niego. No vuelvo a pasar por eso. NO.

Este año me he puesto con los propósitos de Año nuevo en Noviembre. Llevo más de un mes practicando, ahora ya sé exactamente qué es lo que me voy a proponer este año. Tengo un plan y todo, y una pulserita en la mano Derecha para no olvidarme. Y hasta un calendario en la puerta donde marcar con puntitos los días en los que lo he conseguido  y con cruces los que no. De momento van ganando los puntitos. ¡Bien por ellos! Así que ya les digo, éste año sé lo que prometo –lo que me prometo- y que  lo voy a cumplir. Estoy absolutamente segura de ello. 

Bueno…vale…de acuerdo… porque lo he decidido y porque lo irrealizable ya lo he descartado, claro. Así de paso  también voy ahorrándome disgustos, que ya  vienen ellos solos.




2 comentarios:

  1. ¡Qué aplicada! ¡Qué aplicada!

    Igual, cumplas o no tus propósitos, te deseo que tengas un 2013 esplendoroso.

    Muchos besos

    ResponderEliminar