lunes, 16 de mayo de 2011

Mariposa traicionera.

Maná
Para escuchar, pinchad AQUI .



"Eres como una mariposa
Vuelas y te posas, vas de boca en boca
Fácil y ligera de quien te provoca"


Pues no, no se me han ido todas las convicciones por el desagüe; y sí, entiendo lo que dice la canción perfectamente. Pero me parecía divertido utilizarla en esta ocasión.
 
"Mariposeando". Se trataba de revolotear al atardecer por un jardín cuajadito de farolas, sin enredarse con los manteles indios, ni dejar caer las copas; mientras te entretenías posándote suavemente en las palabras de quien fuera : "como una mariposa, vuelas y te posas, vas de boca en boca, fácil y ligera de quien te provoca". Hay que recordar los nombres, eso también, para después presumir de contactos...
 
Que acabo de sobrevivir a mi primer Coktail de trabajo y Networking. Tiene su mérito, no se crean, me ha costado casi un año de entrenamiento; mi comportamiento habitual podría ser catalogado de fóbico social... y allí estaba yo, monísima y divina, con mi mejor blusita blanca recién planchada, el pelo alisadito y sonrisa multicolor.

Tengo otro la próxima semana.
 
Y sí, como dice la canción, cerca del sol duele más...¡Pero qué vistas!


12 comentarios:

  1. Pués querida ¡¡Te felicito!! y suerte la pma semana. Ya tienes apuntado un golazo, así que será más facil.

    Me alegro, besos

    ResponderEliminar
  2. Felicidades por el evento, Prunus. Me alegra que hayas disfrutado de ese coktail social-laboral. Ya tienes camino recorrido para el segundo...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hemos pasado de la fobia, al disfrute. Mire usted que muchas veces se empieza relegando lo fóbico por desconocido y al final se cae en la cuenta.

    ¡Hay que ver lo del coctail!

    Será que a mí eso de mariposear... prefiero el libar como una abeja. Aunque revolotear, en esas ocasiones, suelo hacerlo con frecuencia, sobre todo cuando las palabras del "elbienpeinaó" o "elcorbatahortera" no me llenan.

    Ay, qué raro soy.

    El otro día me decía a mi mismo, y en alto (fíjese que mal ando) que, yo no pertenezco a este mundo, no. No pertenezco. Conclusiones que saca uno cuando ve esos "cocktailés" de marabunta con ideales propios, que a uno, a mí mismo, me dan miedo.

    Soy un insocial. Eso me digo yo. Bueno, un insocial en teoría, porque hay alguno que va diciendo por ahí, que cuando hablo, se nota que tengo don de gentes. Uff... a ver si voy a ser al final, un "bienpeinadoconcorbatahortera".

    Me lo haré mirar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. MYR:

    Gracias! Si, seguro que es mas facil, si ya voy con un golazo de ventaja.

    Y gracias-gracias, por tus consejos y sugerencias siempre acertadas. ;-)

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. MARISA

    Gracias!
    Gracias por tus comentarios, prometo sin cruzar los dedos que me habia pasado por tu pagina, y otra vez se ha desaparecido mi comentario.

    Volvere a darme una vuelta, porque no se cual puede ser el problema.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Ay! Don Odiseo:

    Que no se imagina usted cuán de acuerdo puedo estar yo con sus afirmaciones en general, en abstracto, teóricamente, conceptualmente... pero luego llegamos al temido caso particular, y se j...oroba el invento.

    Que si por mi fuera, como Emily Dickinson me retiraba yo de la sociedad a vivir en algún caserón de provincias con jardín y vistas al mar. Y me dedicaba tan campante a mis asuntos.

    Pero no hay manera, no se me logra. Y eso que lo intento.

    Y una que está muy acostumbrada a tratar consigo misma, puede enredarse de puro oxidada cuando no le queda mas remedio que socializar con los congéneres.

    Quieras que no, hay que hablar con el conserje, enfadarse con el vecino, contestar al teléfono, pedirle un café al camarero... y no le digo ná, cuando una trata de agradar (por motivos casi siempre cuestionables) a algún miembro de esta mi especie humana: No hay manera. Sin práctica, le digo que no sale.Creame, hablo con conocimiento de causa.

    De todos modos, y no me haga mucho caso si está en desacuerdo, que no estoy yo como pa dar consejos de ná; a mi lo que me parece es que la gracia del asunto esta en ir con quien "te provoca".

    Y oiga, señor mio ¿porque se empeña usted en mariposear con el "bienpeinao" o el "corbatahortera"? Alguna señora habrá, digo yo.

    Y si no las hay, alomejor es que tiene usted que cambiar de coctailes...o de señoras...o de corbata. ( Del peinado mejor no le hablo...que yo no soy tan cruel como usted ;-)

    Pase buena noche.

    PD: Lo de hablar consigo mismo en voz alta no es grave...siempre y cuando no haya nadie que le escuche ;-)))

    ResponderEliminar
  7. Jajajaja... perdón, me río por sus nás... el na es un vocablo que de vez en cuando suelto, pero no en plan pijo, sino castizo.

    No me ha dicho si le ha visto ya los atributos al caballo de Espartero... mañana pasaré por allí, tengo que ir por la rue de Velázquez.

    En cuanto a lo de mariposear, na, que no, que no me pongo a la defensiva, porque, me gustan las señoras, vive dios, pa que negarlo. Es una fea costumbre que tengo de pequeño.

    Voy a ver si cambio de corbatas... y no, no lo digo por provocar, no vaya a ser que...

    Le tengo cogido la hora, yo a estas horas ya he recogido la cocina después de una suculenta cena que también he hecho... el Derecho Registral para mañana, ahora, voy a ver si escribo, y socializo. Cada día me gusta menos esta palabra.

    Besos de buenas noches.

    ResponderEliminar
  8. No, aun no he tenido la posibilidad de disfrutar de esa maravillosa muestra de arte escultorico a la que insistentemente alude... usted sabra porque.

    Y no, no vale. Lo que usted hace al ordenador por las noches no es socializar. Es, supongo, escribir.

    Cambie, cambie de corbatas... Alomejor asi deja de obsesionarse con algunas esculturas...

    Pase buena noche.

    ResponderEliminar
  9. Lo hice, me cambié de corbata, pasé a lado de la estatua y ni la miré, ni me acordé, ni na.

    Cerca del sol duele más, sin duda... por eso prefiero la luna.

    ResponderEliminar
  10. D. Odiseo:

    Me preocupa a mi esta espiral de emociones que usted me inspira. No recordaba yo haber sentido nada parecido en muuuuuucho tiempo.

    Y es que no se porque, me divierte enormemente llevarle la contraria por sistema.

    Uff... que no hace falta ser licenciado en psicologia para decirle a usted que si:

    1- Ha modificado ex-profeso su comportamiento habitual horas antes del hecho (cambio de corbata)
    2- Ha pasado usted al ladito de la estatua, ni mirandola siquiera Y ADEMAS
    3- Horas despues, aun recuerda el hecho y lo relata con orgullo.

    Desengañese, señor mio: Ha sido mas perfectamente consciente de que la estatua estaba alli, que si se hubiese parado a charlar con ella alegremente.

    Pase buena noche.

    ResponderEliminar
  11. Por dios, no sea usted mi contraria...

    Aunque si le alegra enormemente, no soy yo quien para quitar alegrías.

    Por lo tanto, lléveme usted la contraria, porque eso me inspira una recontra... ah, y me divierte.

    En cuanto a lo de pasar sin darse cuenta, es simplemente despiste, maneras de vivir... leáse la última frase con la tonadilla.

    En cuanto al desengaño, a que me desengañe, por favor, aún no, jo, déjeme un ratito más...

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. D. Odiseo:

    Creo que ahora que a usted le parece bien que yo le contrarie, a mi me va a parecer mal; ergo estoy de acuerdo en no ser su contraria, solo por llevarle la contraria!!!

    ¿Como Diablos voy a conseguir yo que usted se engañe o se desengañe? Eso tiene que hacerlo usted solito...

    Pase buena noche.

    ResponderEliminar