sábado, 26 de febrero de 2011

Un petit peu d'air

Por Felipecha,
Para escuchar, PINCHAD AQUI.

Puedo llegar a ser una personita de lo más sorprendente. No lo digo por vanidad, de verdad, es que acabo de conseguir sorprenderme a mi misma, y eso que es difícil, con lo vista que me tengo.

¿Saben ustedes de esas pequeñas imposibilidades, murallas interiores,  que uno mismo se va creando? Bueno, pues si la respuesta es que “no”, les felicito.

Personalmente, yo tengo unas cuantas, y ahí vamos, mas o menos, sin ganar y sin perder del todo la batalla o la esperanza.

La verdad es que me he dado cuenta esta tarde, haciendo la compra, sobre las cinco. De eso si que me acuerdo. Estaba yo tratando de decidirme por unos yoghoures u otros, examinando cuidadosamente la etiqueta de información nutricional de ambos productos (Háganme caso, échenles un ojo, es un ejercicio fascinante. Una de las dos cosas verdaderamente útiles aprendidas durante la carrera: a leer etiquetas y a no firmar nada que no haya leído y entendido íntegramente; esté esperando quien esté esperando) Y me ha venido toda la historia a la memoria, así, sin más ni mas; entre los hidratos de carbono y el azúcar.

Que no me había dado yo cuenta, pero hace poco más de una semana que me he saltado una de esas murallas interiores.

Entonces fuera llovía, y yo me había empapado, y tenía frío. Estaba lejos de mi casa. Era ya casi de noche y tampoco había podido comer a mediodía. Llevaba varios días durmiendo bastante menos de lo recomendable y empezaba a cabrearme. Para colmo, mi interlocutor me estaba consiguiendo exasperar. Y es que hay mucha gente muy desesperante por el mundo, y a toda ella me la encuentro justo cuando más hubiera preferido perderla.

Y de pronto, otra vez me doy de bruces contra una de esas situaciones a las que nunca he sabido plantar cara, y que he ido esquivando, con mejores o peores resultados cada vez.

Y lo peor no es la solución alternativa a la que una acaba por llegar antes o después. Lo malo es que ésta suele ser increíblemente complicada. Por lo general, hay que dar muchos rodeos y la eficacia es cuestionable, la racionalidad mas que dudosa, los costes altísimos, la gestión embrolladísima, la explicación a terceros (algunos de los cuales pueden verse afectados) prácticamente imposible, los efectos colaterales fastidiosamente enojosos, la posibilidad de crear nuevos problemas de lo mas probable y la certeza de un malestar general difuso y persistente que recordará el evento aun mas tiempo que la propia memoria, absoluta. O sea, una ruina total, “económica” y emocional.

Y en aquel momento no tenía ni tiempo ni ganas para tanta tontería. Solo quería llegar a mi casa, cerrar la puerta detrás de mí, desconectar el teléfono móvil, ponerme ropita seca, cenar y dormir. Apagar el mundo por un rato.

Así que salté.

Y allí estaba yo esta tarde, en el "super", dándome realmente cuenta de mis actos pasados, con un yoghourt desnatado natural en la mano derecha y un paquete de queso fresco con mermelada light en la izquierda; a puntito de echarme a reír o a llorar. Y habría hecho cualquiera de las dos cosas de haberme podido decidir por alguna de ellas.

Finalmente, me he subido con la copa doble de chocolate y nata. Creo que no contiene ni una sola gota de lácteos ni de cacao. Sospecho que en realidad es una variante de petróleo usado reciclado,con abono químico, veneno, todo tipo de sustancias potencialmente cancerosas, pesticida, grasa, azúcares, carbohidratos y unas pegatinas de regalo.. ¡Pero está que te mueres de buena!

3 comentarios:

  1. Siempre voy a recordar una anécdota en la que el conferenciante hizo una pregunta: varios del públioc trataron de dar respuesta. Y el dijo: --------- noooooooooo nooooooo, uds se están equivocando: la resp correcta es:¡¡ M.S.E.!!
    _ ahhh si ¿y qué es M.S. E.?, preg alguien de la audiencia:
    _ M.S.E.: ¡más sencillo estúpido!, reespondió el orador.

    ES que nostros siemre nos complicamos, cuando a veces, la respuesta es sencilla.

    Qué tengas una muy buena semana

    ResponderEliminar
  2. (y a veces basta con tomar un poquito de aire)

    ResponderEliminar
  3. ¿Donde dan clases para aprender a tomar un poco el airte? ¿Como se hacia eso de respirar?
    Creo que necesito complicarme hasta la busqueda de soluciones sencillas.

    M.S.E. ... No se me olvidara!

    Besitos.

    ResponderEliminar