martes, 26 de marzo de 2019

Jolene, en carne y hueso (2)


Cuando solicite una plaza para un anterior trabajo, no fui la seleccionada. Fue otra chica. A mí me ofrecieron un puesto alternativo. Mi puesto era de menor duración (un año) el suyo de dos años.

Yo, como siempre pensé: "El puesto se lo ha llevado Jolene, bueno, acepta éste y hazlo lo mejor que puedas" (http://edoyleliadoura.blogspot.com/2019/03/jolene-en-carne-y-hueso.html)

Semanas después conocí a la chica que fue seleccionada finalmente y me contó algo sorprendente: Que en realidad la entrevista la hicieron dos Managers que necesitaban cubrir el mismo puesto para dos proyectos diferentes, pero usaron el mismo anuncio y proceso para economizar costes.

Durante el proceso de selección, parece ser que quien sería mi futuro manager se habría pegado para que me asignaran a su equipo, por eso me dieron el puesto alternativo. Porque en realidad me prefirieron a mí.

Por esas carambolas del destino, creo que mi anti-caballero Belga también ha estado viendo a esta misma chica este último mes. Y si mis sospechas son ciertas, al menos desde Agosto.

Esa era una de las cosas que no me cuadraban. La otra fue el Love-bombing al que me ha sometido, y la manipulación posterior durante  estas últimas dos semanas.

Ayer llegue a mi casa después de un intercambio de mensajes con el susodicho sufriendo a todas luces un  ataque de ansiedad. Que podría traducirse por un grito de todo mi cuerpo tratando de decirme: “Aléjate de este tío". El corazón acelerado, las emociones excesivamente exaltadas, la respiración agitada, sin poder comer o dormir. Inundada de rabia, frustración, cabreo e impotencia.

Todo ello acompañado de la lacerante certeza de que algo andaba rematadamente mal para que yo experimentara semejante reacción emocional después de tan solo cuatro encuentros. Yo, que ademas no es que sea una persona dada a este tipo de reacciones viscerales. 

Desconecte el móvil de un modo violento, casi como ejecutando un acto de defensa personal en un combate físico,  ya que quería, a toda costa, evitar que se me volviera a acercar, ni siquiera virtualmente.

Hasta a mí misma me sorprendió el hecho de reaccionar tan violentamente de manera física. Nunca me había pasado. Supongo que es un logro, dada mi pasmosa habilidad para ignorar las señales de mi propio cuerpo.

Aunque debo reconocer que  sigo echando terriblemente de menos la ilusión que trajo a mi vida al principio. La imágen que tenía de él. La fantasía. Sigo esperando que de algún modo aparezca con su hermosa sonrisa ofreciendo una explicación plausible de todo lo que ha pasado. Y todos seremos felices y comeremos perdices.

Pero claro, eso no va a ocurrir.

Y cuando no estoy fantaseando con una explicación que justifique todo este despropósito, me estoy cabreando por no haberlo visto venir. Maltratándome a mí misma diciéndome de todo. Pensando que esta es la única clase de hombres que se acercan a mí. Que yo no voy a aceptar esto en mi vida, por lo que estaré siempre sola. Que no soy capaz de atraer a ninguna persona medio decente. De conseguir mantener su interés. 

La verdad es que da miedo embarcarse en ninguna aventura emocional mas. Yo he estado en este estado de desasosiego una semana, y no me ha gustado ni un pelo. No se si aguantaria el coste a asumir si algo sale mal despues de una relación seria de años. Da miedo pensarlo. Quizas lo haya estado evitando por esto mismo. Quien sabe. 

Mi parte racional me dice que detectarlo después de cuatro citas (Y dos besos) tampoco puede decirse que sea un desastre. Aunque si hubiera puesto atención en la primera, lo habría podido ver.  Pero no quise. Quería creerme el cuento de hadas, no ver la realidad. Mea culpa.

Y entonces he vuelto a pensar en mi ex-compañera: se trata de una mujer bastante más influenciable que yo y más inestable emocionalmente. No se me había ocurrido hasta ahora: no es que me haya dejado por ella, es que ella no ha sabido defenderse ni ver las señales de peligro. 

Que es probable que aun siendo yo mas "inocente" si que sea mas fuerte (El propio anti-caballero Belga ha llegado a decirme que soy muy inocente, literalmente). La ultima relación de esta chica fue abusiva, segun me confesó ella misma. 

Es que ella si ha aceptado una relación con un chico que no reconoce que tiene una relación, que anda haciendo el idiota con otras por ahí, que manipula, que provoca activamente reacciones emocionales desmesuradas y parece alimentarse de ellas. En general, que exhibe comportamientos que a mí no me han convencido ni un pelo.

En resumidas cuentas, Jolene no existe. Y si existe, está luchando por las mismas oportunidades que yo.

Y ni cuando ella gana, quiere decir que se lleve el primer premio.

domingo, 24 de marzo de 2019

Estrategia de control de daños, versión Kamikaze.

Nuevo descubrimiento.

Acabo de darme cuenta de por que el asunto del Caballero Belga me ha afectado tanto, al igual que otros antes.

Como casi nunca establezco relaciones emocionales con las demás personas, cuando lo hago éstas tienen un impacto emocional excesivo.

Ha sido hablar con João y deshacerme de  todo el drama por el asunto del Belga. Ha vuelto a ser divertido.

 Y si la manera de controlar esto va a ser no escondiéndome, sino buscándolo activamente?

Hasta ahora, he estado evitando el ejercicio "emocional" para no tener agujetas cuando tenía que moverme. Y es que alomejor, el remedio es hacer deporte  regularmente!

Eso sí, en entornos "safe”.

Hala bonita, a la calle, que ya es Primavera y hace sol.

Abrazo, cuídate.

sábado, 23 de marzo de 2019

Quizas aun hay tiempo


Bueno, pues para tener la vida que no tengo, tengo que hacer cosas que nunca  he hecho.

He empezado hoy. Me he ido a comer con Joao.

Joao es un hombre portugues al que conoci justo despues de llegar a Londres. Hemos sido amigos desde entonces. Abandona Londres definitivamente. Nunca ha habido interes sexual, es bastante mayor que yo- tiene ahora unos sesenta agnos. Supongo que se asemeja a una figura paterna, mas que masculina. Nos conocimos en la Sinagoga.

He hecho un esfuerzo sobre-humano por abrirme a alguien y contar, en persona, mi historia. Lo que nunca he pronunciado en voz alta.

El espero pacientemente a que yo encontrara las palabras. Me miraba dulcemente mientras se me llenaban los ojos de lagrimas.

Ha sido la primera vez en mi vida que he pronunciado esas palabras en voz alta. He sobrevivido. No ha sido tan horrible. De hecho, ha sido un momento muy hermoso. El me ha contado algo sobre si mismo tambien muy duro sobre su propio pasado.

Ademas, me ha dicho dos cosas que me han ayudado mucho.

1) Que yo soy hermosa. Que estaba hermosa. Esto puede parecer una tonteria pero no lo es. Me vesti expresamente con la misma ropa que llevaba la ultima vez que quede con mi caballero Belga. La vez que se despidio mientras yo le abrazaba. No habia nada malo en mi.

2) Que el cambio que he experimentado ha sido increible. La descripcion que hizo de mi cuando me conocio me dejo anonadada. Me dijo que desde el primer momento me percibio como una persona que habia sufrido mucho. Muy "dañada", en sus palabras traducidas del Portugues. Que tenia que acercarse con mucha delicadeza a mi porque temia asustarme. Que me percibia como extremadamente reservada, reactiva, defensiva y aterrada con el contacto fisico, especialmente masculino. Que mis respuestas habitualmente no pasaban del "si" y "no", solo cuando era preguntada. Que nunca iniciaba ninguna conversacion ni interaccion. Que el, particularmente consciente de su envergadura fisica, temia asustarme al aproximarse.

Ha sido probablemente uno de los momentos de conexion mas intimos que he experimentado nunca.

Su  mirada no cambio, cuando supo la verdad sobre mi.

Quizas no es tan terrible.

Quizas si es cierto que estoy cambiando.

Quizas si es cierto que hay esperanza.

Quizas si puedo aprender.

Quizas aun hay tiempo.

Quizas.

viernes, 22 de marzo de 2019

Jolene, en carne y hueso...

He vivido toda mi vida con la sensacion de no ser suficiente, de ser siempre la ultima opcion, lo que nadie nunca ha escogido. 

Mi piel se ha curtido en el rechazo, la ausencia, la rabia, el llanto. El vacio. Dolor. 

Podria entrar en todas las razones por las cuales he llegado a internalizar este pensamiento pero ya no tiene importancia. Es como es y ya esta.

Con el tiempo cree la imagen de otra mujer que siempre accede a las posibilidades que a mi me son negadas, para las que yo soy rechazada. Hace un par de agnos empece a llamar a esta misteriosa mujer “Jolene”, como la cancion.  

Jolene era en mi mente la mujer a la que le daban los trabajos para los que yo era rechazada. Jolene era la mujer a la que escogian los hombres que a mi ni me miraban. Jolene era la mujer ideal, la que yo no podia ser, la que nunca llegaria a ser. 

La mujer inteligente y capaz. La mujer de voluntad ferrea y fuertes convinciones morales. La mujer con las ideas claras y la sonrisa suave. La mujer hermosa y segura de si misma. La mujer amada. La mujer con el mundo abierto a sus pies. La que acedia a todas las oportunidades que a mi me negaban. La que vivia mis ilusiones tornando mi realidad en dolor.

La he visto. Hoy la he visto. Jolene, en carne y hueso.  Al final he visto su rostro.  El de verdad. El humano. 

Ha sido suave. Ha sido dulce. Ha sido una herida limpia, un golpe seco. 

Ahora levantate, mi niña. Tienes mucho que aprender. Y puede que no quede mucho tiempo. 

Ah, si. Se me olvidaba: Encantada. Yo me llamo Maria. 




sábado, 23 de febrero de 2019

Buena suerte

Pues con tanta emocion y expectacion no se me habia pasado por la cabeza lo mas evidente: que a mi podia no convencerme la historia.

Mira tu por donde, que yo habia asumido toda este lio como una especie de oportunidad para el de decidir si yo le gustaba o no.

Y que puede ser que el que no me convenza sea el a mi.

No estoy diciendo que me arrepienta. Para nada. Me siento muy orgullosa de mi misma. Consegui manifestar el suficiente interes como para que me invitara a cenar. Consegui comportarme mas o menos como se esperaba. Nervios y todo. Y llegue a una segunda cita. Y al parecer ha salido bien porque hablaba de volver a vernos. Es solo que quizas, la que no este tan convencida sea yo.

No se. No del todo. Hay algo que no me acaba de encajar. Si me lo explica, puede que lo entienda. De momento, no acaba de convencerme.

Y ha sido terriblemente divertido. Esa es la palabra. Divertido y excitante. Que me pongo, que no me pongo, le escribo, no le escribo, me contesta, no me contesta, que se ha creido!!!.....por si acaso me llevo el movil hasta al bagno. Me sonrie, me sonrojo, se acerca, no del todo. Se va. Yo en mi casa. Sonriendo.

Ha estado bien. Ha sido mejor que cuando era una adolescente. De alguna manera, era la misma adolescente. Creo que retome la cita -emocionalmente- haya donde deje la ultima hace tantisimo tiempo. Llego a decirme que le parecia muy inocente.

Sin embargo, habia una diferencia bastante notable. En silencio, alerta, y muy atenta se encontraba mi "yo" actual velando porque yo me encontrara segura. Como ha estado siempre. Permitiendo los tropiezos y enredos y sonrojos y malentendidos que realmente no constituian ninguna amenaza para mi.

Me gusta contar conmigo misma. Si, supongo que soy mi propio angel de la guarda.

Y aun asi.  le estoy infinitamente agradecida.

Si estuvieras aqui delante, C., te daria el abrazo mas grande y largo posible.

Gracias.

Buena suerte. Si no volvemos a vernos.

sábado, 16 de febrero de 2019

Corazon en tul y de lunares


Al final la falda no era de colores, era negra con Lunares blancos.  Y le gusto. Lo se porque me lo dijo.

En fin, que supongo que la cosa ha ido -inexplicablemente-bien. Yo estaba muy nerviosa. Pero no se si no se dio cuenta, o si se la dio, no dijo nada.

Empece a sospechar que habia ido bien cuando recibi el primer mensajito de buenas noches, que ha estado enviando cada noche. Y con cualquier otra excusa. Y yo contestando, claro. Mas de dos horas de mesajitos de Whatsapp cada noche.

Y magnana hemos vuelto a quedar. Nos vamos al parque; a jugar, supongo. El se viene en bici desde casa.

Yo llevo dos horas por casa que tan pronto bailo y rio a carcajadas como me tiro de bruces encima de la cama con un semi-ataque de nervios.

Y que me he pasado la tarde Googleando usos y costumbres amorosos de los Belgas. El caballero es Belga. No he llegado a ninguna conclusion. Paciencia.

Y me lo queria perder!!!

P.S. Y este sera capaz de marcharse otra vez sin beso?

sábado, 9 de febrero de 2019

Sorry...are you asking me for my phone number?



Tengo una cita. Una cita de verdad.

Ha sido todo un poco raro y yo tuve que pregunguntarle al chico si me estaba pidiendo el telefono, de puro asombro.

Lo cual en Ingles sono incluso mas comico todavia  ("Sorry are you asking me for my phone number"? Is this a date?" ) a lo que el amable caballero contesto afirmativamente.

Y a partir de ese momento se ha dedicado -creo - que a coquetear por mensajitos de Whatsapp. Yo diria que a ratos, se muere de risa.

En fin, que mientras cambia y no de opinion, yo el Martes me pongo una falda de colores y un perfurme apolvado y labios rojos.

Y si se deja, me lo llevo a bailar.

Y que sea lo que Dios quiera.


lunes, 15 de octubre de 2018

Acabaramos!



Acabaramos!!!.  Pasmadita me he quedao. El Brittunculi esta casado y tiene un hijo, en edad de guarderia para mas segnas.

O sea, que ahora  si se porque no quiere quedar conmigo. Lo que ya no se es porque no deja de hacer el gilipollas.

O bueno, si que lo se. En realidad no cambia nada. Si acaso, que le pierda el respeto que le tenia - en su trabajo es bueno.

Lo cierto es que ya ni me molesto en  disimular que estoy tratando de evitarle. Con el mismito empegno que esta poniendo el en encontrarme. Bueno, quiza un poquito mas que de momento voy ganando yo.

Pero de aqui a finales de Noviembre, es probable que en alguna me sorprenda. Yo es que tengo que acordarme. A el no se le olvida.

Paciencia. 

miércoles, 3 de octubre de 2018

Un Brittunculi de estos


Pues esto ya me lo se, ya he estado ahi y va a ser que no.

Un tipo en la oficina que se dedica a las miraditas. Es un consultor externo al proyecto y su asignacion termina dentro de un mes. Entonces, porque no tratar de hablar conmigo antes de irse, y ya  cuando  no seamos compagneros, invitarme a un cafe y ver que pasa? .

Pues porque no quiere, evidentemente.

Lo que busca es un "Ego-boost" instantaneo y validacion por mi parte. El coqueteo gratis y facil de oficina.

Que no, que ni de cogna. Que ya he estado ahi y no pienso volver. Yo regalando amor de saldo a gente a la que no le importo una mierda.

Asi me aumenten las diotriaps un par de numeros de tanto mirar fijamente al infinito cuando se ubica enfrente mio -a la minima posibilidad- yo no le devuelvo las miradas.

La unica persona que me quiere soy yo misma. Me ha llevado toda una vida poder escribir esta frase. No me voy a faltar al respeto de semejante manera por un Brittunculi de estos.

-------------------------------
Brittunculi (diminutive of Britto; hence 'little Britons'), found on one of the Vindolanda tablets, is now known to be a derogatory, or patronising, term used by the Roman garrisons that were based in Northern Britain to describe the locals. Wikiepedia. 



sábado, 28 de julio de 2018

Para siempre, que me dicen éstos ahora!


Para siempre, me han dicho, ayer. 

No me lo he creído, ni por un segundo. 

Todas y cada una de las células de mi cuerpo han reaccionado. Gritando. Es imposible no escuchar el estruendo. A duras penas oigo otra cosa más que mis alarmas internas, acompañadas de toda clase de luces rojas. 

No he tenido que pensarlo, es instantáneo, irracional, es  "No!”. 

La situación a la que he llegado y aceptado, puede que sea la mejor disponible para mí en este momento, pero espero, o más bien trabajaré para que se me quede pequeñita en cuanto sea posible. 

Haré como que me lo creo, de momento y sonriendo. Mientras me convenga. Ni un segundo más.  

Cada vez que me han dicho "para siempre", la que sale perdiendo soy yo. 

Ese "para siempre" significa en realidad una condena a la inmovilidad. Imposibilita el cambio, la mejora, la alerta, la respuesta a las circunstancias, el aprendizaje constante. Ese "para siempre" me condena a ser quien soy ahora hasta que me muera. Aparte de aburridísimo, es que simplemente, me resulta imposible.  

Para siempre, dijeron cuando nací. Y me diagnosticaron daños cerebrales y posible deficiencia mental. Y no era para siempre. Me fui. 

Para siempre, dijeron cuando más tarde me diagnosticaron un trastorno de personalidad que en realidad no era otra cosa que un patrón de pensamiento alterado para ser capaz de soportar mi entorno durante la infancia. Y no era para siempre. Costo, pero de allí también me fui. 

Para siempre, dijeron cuando tuve que aprender a lidiar con fobia social y ataques de pánico. Y no era para siempre. Y si, también me fui.  

Para siempre, dijeron cuando me concedieron mi primer contrato indefinido. Y con ese para siempre justificaban cada rechazo a mis intentos de acceder a mayores responsabilidades y salario.  Y naturalmente, me fui. 

Para siempre, decía mi mejor amiga. Hasta que fui dejando otros para siempre detrás, y mi conducta fue cambiando. Y se fue de mi lado. Todavía echo de menos a la persona que creía que era. 

Para siempre, me dijeron hace un par de trabajos. Y con eso pretendían que aceptara una rebaja de sueldo y categoría profesional, junto con una mudanza de oficinas que implicaría más de tres horas diarias de trayecto. Pues sí, claro que me fui. 

Para siempre, me dicen éstos ahora. Y no, no me lo creo. Ni por un segundo. 

Pero sonrío, mientras reviso los requisitos para realizar la matrícula de la Universidad y otras cosillas que tengo a medias. 

Y es que cada célula de mi cuerpo ha reaccionado a la señal de peligro. 

Gritando. 

Y me es imposible no escuchar el estruendo.